Boston. Sonata para violín sin cuerdas

Todd McEwen

0

Comments

Add +

Time Out Ratings

<strong>Rating: </strong>5/5


Todd McEwen
Trad. Enrique Maldonado
Automàtica
234 pág. 19,90 €

'Boston. Sonata para violín sin cuerdas' trata de la revuelta del administrativo William Fisher. Todo comienza el día en que, paseando por el lago Walden, Fisher topa con el fantasma de Henry David Thoreau y, en vez de ayudarlo, lo deja en el fondo de las aguas heladas. O eso es lo que cree. Porque aunque intenta escapar del holograma, ésta fuga es una inútil negación del destino. Fisher nunca más será aburrido pero respetable, sin horizontes vitales pero con trabajo remunerado, sin verdades sentimentales pero con pareja estable... Al contrario, después de este encuentro se verá convertido en el líder involuntario de un grupo de desarrapados que se inspiran, ¿en quién si no? en el viejo antisistema. El cadáver que se resiste a desvanecerse. H. D. Thoreau. El tema de esta novela de Tod McEwen es la insumisión civil ante leyes incivilizadas, una lógica que hoy parece tener buena salud en los muros de Facebook pero que a principios de los 80 parecía tan acabada como la revolución hippie. No entra ni en debates teóricos, ni en réquiems melancólicos de épocas doradas. El terreno de este libro maravilloso es la sátira. Nos mete dentro de la cabeza de un joven con una sintaxis dislocada, como un Joyce conduciendo el Chevrolet de Pessoa, y que, por mucho que no lo quiera, es el protagonista de una comedia. A veces Fisher parece heredero de los disparates de Peter Sellers, a veces parece que tenga un estómago a prueba acidez, como el de Billy Wilder. Pero el sabor final es una tristeza que sólo podía conseguir Buster Keaton con un sombrero agujereado entre las manos.


Otros usuarios dicen

0 comments