Los reyes de la cerveza

0

Comments

Add +

Gata Mala

Trinitiy y Luci son dos ganas buenas, por mucho que insistan en ser malas. Sirven unas de las mejores tapas de Barcelona y, además, cuando pides cualquier consumición, te regalan una tapa. Vaya, como para plantar una tienda de campaña delante. Pero si todo esto no es suficiente, Trinity prepara unos gin-tonics con pepino y pimienta que multiplican por quince las vidas de un felino.

  1. Rabassa, 37, Gràcia, 08024
Información

Bar Mut

  • Precio: 3/4
  • Recomendado

Uno de los sitios más animados de las noches barcelonesas. Cocina a la vista y platos muy interesantes que cambian diariamente. Necesario reservar. Ambiente de tasca, pero fina y de muy buen gusto.

  1. Pau Claris, 192, Eixample Dret, 08037
Información

Mosquito

  • Recomendado

El Mosquito es la repera del exotismo. Elaboran una cocina cantonesa excelente y, en especial, los famosos rellenitos chinos, los dim sum. Giles, el dueño del restaurante, es un inglés que después de viajar durante muchos años por Asia, decidió abrir un restaurante chino en Barcelona que evitara los tópicos. Para diferenciarse todavía más de lo común, tiene cuatro tiradores de cerveza inglesa exquisita y, si no sois de cañas, ofrece más de setenta marcas de cerveza artesana catalana y de todo el mundo. Además, podéis preguntarle todo lo que se os ocurra, la enciclopedia de la cerveza la escribió él.

  1. Carders, 46, Born-Ribera, 08003
Información

Morro Fi

  • Precio: 1/4
  • Recomendado

Ya hace tiempo que todos aquellos que somos partidarios de un estómago feliz consideramos el blog de los del Morro Fi una obra de referencia. De exploradores de paraísos de anchoa y secallona han pasado a montar su propio oasis. En menos de un cuadrilátero de baldosa, Marcel sirve el vermut que siempre habréis querido probar en un bar. Las cañas de Marcel esconden un secreto que sólo podréis ver si estáis muy atentos a las manos de este hombre a quien ya se le conoce como el Rimbaud de la caña. Dos dedosde justicia poética, es lo que encuentro en cada vaso.

  1. Consell de Cent, 171 , Eixample Esquerre, 08015
Información

Tres Pins. Museu de la Cervesa

El nombre oficial es Tres Pins o Museu de la Cervesa, pero nadie lo llama de ninguna de estas dos maneras. Los vecinos lo conocen por sus vermuts de domingo y por las gambas que sirven, una institución en el barrio. Si conseguís escapar de la terraza y os adentráis en el bar, veréis toda una barra llena de centenares de cervezas de importación, artesanas y de diferentes graduaciones. Lo mejor que podéis hacer es preguntar por las fotografías de las riadas de Sant Andreu que cuelgan de la pared. Aquí, nunca se acabarán ni las historias ni las cervezas, afortunadamente.

  1. Palència, 7, Sant Andreu, 08027
Información

Ale&Hop

  • Precio: 1/4

Saldréis de aquí mamados, os aviso. Creo que conté unos diez tiradores con diferentes marcas de birra. Brutal. Quienes quieren huir de las cervecerías masificadas están de enhorabuena, porque esta es la cervecería indie de Barcelona por antonomasia. Ya lo sabéis... Se imponen los hits underground, las cervezas más trendy, las marcas más cool, las mezclas más atrevidas. Me dejé aconsejar y tuve ante mis narices una poción perversa de cebada y sangre del mismísimo Satanás; se llama Mikkeller y os cambiará la vida. Y si queréis encontrar el camino de vuelta a casa, acompañad la degustación con algunos de los exquisitos platillos que salen de la cocina: consejo de amigo.

  1. Basses de Sant Pere, 10 bis, Born-Ribera, 08003
Información

El Racó de Sants

  • Precio: 1/4
  • Recomendado

Tien pinta de pub irlandés pero no tiene nada que ver. En el Racó de Sants llevan tatuado el caracol del bajo coste en la ansa del cuello. Las cervezas de importación se combinan con quesos exquisitos o anchoas del Cantábrico. También puede comerse tostada y ensaladas y acompañarlas del repertorio de cervezas artesanas. La caña de barril es difícil de superar.

  1. Guadiana, 6, Sants-Montjuïc, 08014
Información

Alt Heidelberg

  • Precio: 1/4

Veterano establecimiento de especialidades alemanas, con tapas, bocadillos y una variada y bien documentada carta de cervezas: ¡Bién servidas!

  1. Ronda Universitat, 5, Eixample Esquerre
Información

La Cervesera Artesana

Aunque no hay ningún cartel que lo especifique, no me extrañaría que esta cervecería de Gràcia fuese una sucursal del Instituto Pasteur. Aquí pueden probarse cervezas de menta, especias, naranja e incluso, ¡de setas! Para conseguir estas proezas, piden a los clientes que les sugieran nuevas ideas. Encontraréis la campaña en el Facebook. Cerveza de coco, espárragos... ¿hasta dónde llega vuestra imaginación?

  1. Sant Agustí, 14, Gràcia, 08012
Información

El Vaso de Oro

La cerveza rubia de la casa es el acompañante ideal a sus sabrosas tapas.

  1. Balboa, 6, Barceloneta, 08003
Información

4 Pedres

Pasad del tren de cercanías e id en peregrinación porque este monasterio de la cerveza merece la pena. Ofrecen todo lo que vuestra imaginaciónpueda llegar a concebir. Maridajes de cerveza con postres, degustaciones, tapas, cervezas sin gluten, birras de lugares increíbles... tenéis faena, vaya. Necesitaréis ir bien de geografía porque es posible que probéis alguna cerveza que no seáis capaces de situar en el mapa.

  1. Lleó, 33, 08911
Información

Fàbrica Moritz

  • Precio: 2/4
  • Recomendado

El espacio gastronómico de Cerveza Moritz, que antes albergaba su antigua fábrica, es todo un festival de comida y bebida. En el espacio de cervería, con la barra más larga de la ciudad, podréis tomar cerveza sin pasteurizar, conectada directamente del tirador al tanque de una microcervecería. También podréis degustar una amplísima carta de tapas de todo el mundo, a cargo de Jordi Vilà, en la que la comida alsaciana y la española se dan la mano. Además, tienen un bar de vinos, y en breve abrirán una brasería de influencia francesa, así como un restaurante gastronómico. En este espacio rehabilitado íntegramente por Jean Nouvel, también puede visitarse la microcervecería, pero sobre todo merece la pena pasearse por allí sin prisa y descubrir los detalles arquitectónicos —muros vegetales, ventanas periscópicas— que hacen de la Fàbrica Moritz uno de los edificios públicos más sorprendentes de la ciudad.

  1. Ronda Sant Antoni, 39, Eixample Esquerre, 08011
Información

Otros usuarios dicen

0 comments