Arte al aire libre en Barcelona

Algunas de las mejores obras de arte de la ciudad se encuentran al aire libre

0

Comments

Add +
  • BCN, Museo al Aire Libre

    Haga clic en la flecha de arriba para empezar a explorar las obras de arte de Barcelona al aire libre.

    Las calles de Barcelona están llenas de obras maestras de la escultura, de lugares que hablan de historia, de edificios que marcaron un hito arquitectónico, parques de gran interés botánico. Y todo ante nuestros ojos. Os proponemos recorridos para que descubrais las joyas de la ciudad.

     

    BCN, Museo al Aire Libre
  • Historia

    Columnas de Augusto

    Barcelona fue fundada por los romanos en el siglo I a. C. sobre el monte Taber, un promontorio cercano a la actual plaza de Sant Jaume. Escondido en el patio del Centre Excursionista, encontraréis un testimonio de este pasado: los restos del Templo de Augusto.

    Paradís, 10-12

     

    Historia
  • Las Drassanes Reials

    Visitad este impresionante edificio, construido entre los siglos XIII y XIV, para haceros una idea de la importancia del mar en la Barcelona medieval. Desde 1941 acoge el Museo Marítimo.

    Av. de les Drassanes, s/n

     

  • La manzana de la discordia

    Este tramo de calle resume el periodo de esplendor que vivió la ciudad a finales del siglo XIX y principios del XX. En pocos metros se suceden las obras de los monstruos de la arquitectura modernista: la Casa Lleó Morera, de Domènech i Montaner; la Casa Ametller, de Puig i Cadafalch; la Casa Batlló, de Gaudí, y la Casa Mulleras, de Enric Sagnier.

    Paseo de Gràcia (entre Consell de Cent y Aragó)

     

  • Anilla Olímpica

    Los Juegos Olímpicos de 1992 transformaron la ciudad. Un buen ejemplo es Montjuïc, donde se instalaron la torre de comunicaciones de Santiago Calatrava, el Palau Sant Jordi de Arata Isozaki y la sede del INEF, diseñada por Ricardo Bofill.

    Avinguda de l’Estadi (Montjuïc)

  • Escultura

    Matches / 1992

    ¿Merecen unos objetos tan poco trascendentes una escultura de casi 21 metros de altura? Para la pareja artística formada por Claes Oldenburg y Coosje van Bruggen, sí. Estas monumentales cerillas nos recuerdan que incluso las cosas más pequeñas pueden convertirse en obras de arte llenas de belleza. Puro pop.

    Av. del Cardenal Vidal i Barraquer / Pare Mariana

    Escultura
  • Gato / 1987

    Un gato gordo, superlativo, que despierta las simpatías de los barceloneses. Se podría decir que es su mascota, después de 25 años imponiendo su presencia en las calles de la ciudad. Esta escultura del colombiano Fernando Botero pasó por diferentes ubicaciones hasta que en 2003 se estableció definitivamente en el Raval, donde se le ve feliz.

    Rambla del Raval

  • Una habitación donde siempre llueve (configuraciones urbanas) / 1992

    Esta escultura de Juan Muñoz está situada frente a la playa de Sant Sebastià. Es una obra que invita a la reflexión en un marco poético, rodeada de árboles y con el mar de fondo, para hacer más ligera su visión sobre la soledad del hombre contemporáneo.

     

    Plaza del Mar

  • Topos (Espacio) / 1986

    Situada en una esquina de la plaza, encontramos una escultura modesta, sobria, que sin embargo consigue hacer notar su presencia. No nos extraña: es obra de uno de los escultores más importantes del siglo XX, Eduardo Chillida.

    Plaza del Rei

  • Meditación (toro) / 1972

    Esta escultura de Josep Granyer –una versión taurina de El pensador de Rodin– tiene una hermana gemela al principio de la Rambla de Catalunya: Coqueta, la jirafa que se mira la pezuña con un posado seductor. Los animales fueron una constante en la obra del escultor barcelonés: él lo llamaba “zoo surrealista” y consistía en una colección de animales con actitudes humanas.

    Rambla de Catalunya / Gran Via

  • Botánica

    Parque de la Ciutadella

    El parque barcelonés de referencia tuvo unos orígenes muy poco lúdicos. Se creó en 1715 como fortaleza militar y tuvieron que pasar casi 150 años hasta que se convirtió en zona verde de uso público. En sus 17 hectáreas acoge a más de cien especies diferentes de árboles y aún conserva ejemplares plantados a finales del siglo XIX.

    Paseo de Picasso, 1

    Botánica
  • Park Güell

    Con unas 15 hectáreas de superficie, este parque es un magnífico ejemplo de cómo se puede reunir con armonía la arquitectura y la naturaleza, sin los abusos de la jardinería. La genialidad de Gaudí y la naturaleza en estado puro: ¿quién da más?

    Olot, 1-3

  • Turó Park

    Este espacio fue proyectado en 1933 por Nicolau Rubió i Tudurí, quien adoptó el modelo de jardín inglés –praderas, fuentes, nenúfares ... – adaptándolo a la vegetación mediterránea. Uno de los aciertos fue mantener las especies que ya existían. Gracias a ello hoy disfrutamos de árboles excepcionales por edad y dimensiones.

    Avenida de Pau Casals, 1

  • Parque del Castell de l'Oreneta

    Este parque forestal permite pasear por una vegetación típica de bosque mediterráneo –pinos, encinas, robles, retama ...– sin salir de Barcelona.

    Montevideo, 45

     

  • Arquitectura

    Casa Planells / 1923-24

    Este edificio es obra de Josep Maria Jujol, uno de los grandes maestros del modernismo catalán. Jujol –un arquitecto modesto, muy alejado de las formas exageradas de otros coetáneos suyos– hizo la Casa Planells por encargo de un pequeño constructor. Con esta construcción el arquitecto demostró que no hacen falta grandes solares ni muchos recursos para conseguir edificios inmortales. Es quizás uno de los monumentos modernistas menos conocidos, pero es sin duda uno de los más interesantes y cautivadores.

    Diagonal, 323

    Arquitectura
  • Hotel Me / 1999-2008

    En el tramo final de la Diagonal, en el barrio del Poblenou, se erige esta obra del arquitecto francés Dominique Perrault, un rascacielos de 120 metros de altura repartidos en 36 plantas. Este enorme prisma se desliza sobre su superficie para crecer hacia el cielo de una forma esbelta y elegante. En contraposición, el arquitecto francés, juguetón, levantó muy cerca el edificio de oficinas Diagonal 123, formado por bloques rectangulares escalonados. Exactamente, como un Tetris arquitectónico.

    Pere IV, 272-286

  • Torre Agbar / 1999-2005

    El arquitecto francés Jean Nouvel se inspiró en las montañas de Montserrat –como también hizo Gaudí en la Sagrada Familia– para lanzar hacia el infinito este géiser multicolor. Con una altura de 142 metros –es el tercer edificio más alto de la ciudad– se ha convertido en una de las imágenes icónicas de Barcelona y de su skyline. En sus 34 pisos se pueden contar hasta 4.500 ventanas. Por la noche, el aspecto de este obús es aún más espectacular gracias a la iluminación mediante lámparas LED.

    Diagonal, 211

  • Biblioteca Jaume Fuster / 2006

    Situado en una gran plaza abierta, este edificio de Josep Llinàs está formado por diferentes cuerpos de trazos curvilíneos que quieren huir de la rigidez de las formas clásicas. Parece amoldarse al terreno de una manera orgánica, sin tensiones, en un intento del arquitecto catalán de hacer una construcción libre adaptada a su entorno.

    Plaza Lesseps, 20-22

  • Palau de la Música / 1905-08

    Lluís Domènech i Montaner recibió el encargo de diseñar el Palau de la Música del Orfeó Català, institución coral creada en 1891. Para superar las irregularidades del terreno, situó el auditorio en el primer piso y dejó la planta baja para las oficinas. Esta sólo fue una de las aportaciones magistrales aplicadas a esta obra maestra modernista, concebida como un juego de espacios en que la luz natural tiene un protagonismo absoluto.

    Sant Francesc de Paula, s/n

BCN, Museo al Aire Libre

Haga clic en la flecha de arriba para empezar a explorar las obras de arte de Barcelona al aire libre.

Las calles de Barcelona están llenas de obras maestras de la escultura, de lugares que hablan de historia, de edificios que marcaron un hito arquitectónico, parques de gran interés botánico. Y todo ante nuestros ojos. Os proponemos recorridos para que descubrais las joyas de la ciudad.

 

También te gustará

Lluís Bover. © Fundació Antoni Tàpies, 2013


Otros usuarios dicen

0 comments

Síguenos