Festival de Sitges: 10 conceptos para disfrutarlo al máximo

Consejos para no perderse entre la inmensa programación

0

Comentarios

comments.add +


El satanismo
El bebé de Rosemary nació el mismo año que el festival de Sitges, y aunque 'La semilla del diablo' no se verá en la 46a edición, el clásico de terror de Roman Polanski estará muy presente en Sitges 2013. El carrito del hijo del demonio, en llamas, para más INRI, es el protagonista del cartel de este año. Y el culto a Satanás del que son fieles el matrimonio Castavett, los malvados vecinos de Mia Farrow en la película, inspira los spots que encabezarán las proyecciones. ¿Decepcionados con Dios? Entrad en DiscoverSatanism.com.

La cantera
Sitges continúa apostando por el cine catalán, y en la 46a edición lo hará desde el principio. Siguiendo el precedente de 'El orfanato', de J.A. Bayona, y de 'Eva', de Kike Maíllo, la encargada de inaugurar el festival será 'Grand piano', del catalán Eugenio Mira y con reparto internacional encabezado por Elijah Wood y John Cusack. Otra producción catalana con vocación global es 'Mindscape', opera prima de Jorge Dorado y estreno de la productora de Jaume Collet-Serra con Mark Strong y Taissa Farmiga. También se podrá ver la producción de la ESCAC 'Los inocentes', y 'Hooked Up', del debutante Pablo Larcuen, galardonado por un corto en Sitges 2012.

La animación
El cine de animación siempre tiene un peso destacado en el festival, donde dispone de sección propia y a menudo se cuela en la sección oficial. Veremos una gran producción del estudio Toei protagonizada por el Capitán Harlock, lo nuevo de Hayao Miyazaki, la tercera entrega de la saga 'Evangelion' y el nuevo film de Kenji Kamiyama, director de 'Ghost in the Shell'. Poca broma. Este año Sitges se convertirá además en capital del género gracias a Anima'T, cimera profesional del sector con vocación de cita imprescindible.


Nicolas Winding Refn
El Festival de Sitges 2011 ya se rindió ante 'Drive' antes de que la segunda incursión en Hollywood del director norteamericano de origen danés llegara a nuestra cartelera -y a las listas de mejores films del año - con neones, una banda sonora inspirada en los 80 y un héroe lacónico con una cazadora con un escorpión. ¿Disfrutará de la misma fortuna 'Only God forgives' en la que repite con Ryan Gosling? En Canes la silbaron tanto como la aplaudieron, pero la expectación por ver la nueva película del también director de 'Valhalla rising' es máxima.

Jim Jarmusch
Jim Jarmusch es un cineasta de mear y no echar gota. Cuando pensábamos que con 'Los límites del control' ya había llegado a lo máximo, que después de una película estelar como esa no podía venir otra más alucinada, va y transforma a Tilda Swinton en un vampiro de melena rubia y cara de heroinómano. Hace unos meses lo veíamos tocar la guitarra al lado de Jozef van Wissem en el Primavera Sound, sin imaginarnos que su mejor rock, el más auténtico, se lo guardaba para Sitges, donde está a punto de estrenar 'Only lovers left alive'.

Zombis
El desfile de muertos vivientes por las calles de la ciudad del Garraf de las últimas ediciones se ha convertido ya en un clásico, y muchos ya cuentan los días que faltan para vestir harapos y lucir carne en descomposición en la Zombie Walk. No serán los únicos comedores de cerebros que se verán en el Festival. Sitges se apunta al estreno estatal de la nueva temporada de la serie de televisión norteamericana 'The walking dead' (sólo 24 horas después de la emisión en Estados Unidos) como parte de la nueva sección dedicada a las nuevas ficciones de terror y fantasía de la pequeña pantalla.


Pesos pesados
Sitges es el festival de todos, del que va de la serie B a la Z, del baño de sangre oriental a la ciencia ficción de cartón piedra, del subproducto de género a la bazofia más cañera. No prohíbe la entrada a nada ni a nadie. Y tampoco hace aspavientos si tiene que extender la alfombra roja. En el cartel de este año también hay títulos de primera línea, como 'Passion' de Brian de Palma, 'Blind detective' de Johnnie To, el 'Nobody's daughter Haewon' de Hong Sang- soo, 'The zero theorem' de Terry Gilliam y 'The green inferno' de Eli Roth.

Takashi Miike
Le da lo mismo clavar una obra maestra con la factura épica de Kurosawa como un telefilm por encargo lleno de katanas y amputaciones. Takashi Miike es una máquina, capaz de rodar catorce largos en un año sin perder el nervio. Por eso, se ha convertido en un incondicional de Sitges. Este año, para variar, estrenará película, 'Lesson of the evil'. Pero esto no es tan noticia como el hecho que, por fin, el festival haya decidido dedicarle un homenaje con una retrospectiva de su obra.

El Sitges de broma
Como decíamos, es el festival de todos y todo está permitido. Puedes gritar, silbar y saltar sobre la butaca como un mono intentando coger un plátano sin que nadie te mire mal. Por eso, entre tanto gore y pesadilla japonesa, también hay un espacio reservado al humor, negro y muy ácido, con bilis e intestinos. Este año, Ben Wheatley, director de 'Turistas', entrena su última ida de olla, la película 'A field in England', y Edgar Wright, creador de 'Zombie party', se desmarca con 'The world's end'. Mortal de necesidad.

Un cartel con segundas
Sitges ha sido la pila bautismal de muchos directores jóvenes que todavía no se habían labrado un nombre. Sin ir más lejos, Oriol Paulo inauguró la edición de 2012 con su película debut, 'El cuerpo', que lo consagró de forma express. Este año no hay tanta opera prima, pero el programa es abundante en segundas y terceras películas. Dos casos flagrantes son el del 'Magic, magic' de Sebastián Silva y 'Upstream color' de Shane Carruth. Dos singulares animaladas.

Otros usuarios dicen

0 comments

Síguenos